• Agencia Casandra

UNA BIBLIOTECA NÓMADE [ Y REVOLUCIONARIA ]

Actualizado: 21 dic 2021



El carrito móvil de la Fanzinoteca Espigadoras es proyecto cultural desarrollado por la artista visual y escritora Natalia Matzner, un dispositivo multifuncional que alberga, archiva y traslada una colección de publicaciones en formato fanzine, plaquette, libro objeto o autoedición experimental. Su modo de acción es doble, por una parte fomenta la lectura, expone y archiva su colección (de forma virtual y material) y por otra, la Fanzinoteca porta una mesa desplegable donde se realizan talleres espontáneos de lectura, creación de contenido y creación editorial.


Por Agencia Casandra

 
¿Qué entendemos por Fanzinoteca? Una biblioteca que alberga fanzines, autoediciones o ediciones experimentales. Los fanzines son una edición casera que requiere creación de contenido, edición,maquetación e imprenta manual o industrial.

La Fanzinoteca Espigadoras fue creada el año 2013 y realiza proyectos interactivos y educativos de edición que buscan fortalecer el trabajo en conjunto con las comunidades en el empoderamiento y visibilización social a través de la comunicación literaria y el arte,
principalmente a través del fanzine. Las autoediciones también son una forma de participación e interacción comunitaria.

La Fanzinoteca alberga más de 700 fanzines provenientes de todos los continentes, Natalia los ha ido recolectando en sus itinerancias por diversas ferias de microeditorial, en las que también aprovecha para hacer intercambio o donación de material a las comunidades y ofrecer talleres participativos para los y las vecinas. La Fanzinoteca ha desarrollado talleres en lugares tan diversos como la Amazonía peruana, Caracas, Zaragoza,Terrassa, Barcelona, Roma, Poitiers, Valparaíso, Puerto Natales, Guadalajara, Placilla y Santiago de Chile por nombrar algunos. Muchas de las autoediciones realizadas en estos talleres pasan a formar parte del archivo de la Fanzinoteca, pues la multidimensionalidad es uno de sus ejes fundamentales: fomentar la cultura y la literatura desde la autonomía y el empoderamiento comunitario.



Para Natalia, una de las inquietudes más relevantes para la Fanzinoteca Espigadoras es poder ofrecer un tipo de aprendizaje que pueda tener una continuidad y que pueda ser replicado, traspasado y compartido libremente por la comunidad.Para ello enseña herramientas de lectura, creativas y de manufactura que son posibles de repetir de manera entusiasta y económica.

Quisimos invitar a la Fanzinoteca Espigadoras a participar de Leemos para hacer la revolución, pues hay pocas cosas más revolucionarias que crear y compartir tu propia experiencia editorial. El carrito de la Fanzinoteca ofreció 2 talleres para la comunidad joven de Renca en la Casa de la Cultura que nos acogió cariñosamente.
Natalia realiza una introducción al formato fanzine en la que expone varios ejemplos en distintos formatos y materiales de ediciones de autores nacionales y también de otros países. Explica uno a uno los pasos que hay que seguir para trabajar en una imprenta artesanal: cómo se crea el contenido, la maquetación, cómo funciona una imprenta manual, la confección y varias ideas para la reproducción y distribución del fanzine creado.
Con todo esto dicho, ¡manos al papel!





Nos sentamos a trabajar en mesas grupales dispuestas con todos los materiales necesarios para el taller: papeles de colores y de distintas calidades; lápices, plumones; pegamentos y tijeras; tintas y timbres de letras y figuras; fragmentos de textos e imágenes de revistas o fotocopias antiguas.
Cada participante realiza su propia publicación a partir de un banco de imágenes y de extractos de títulos de la Colección Vientos del Pueblo FCE y otros de literatura chilena.



¿Qué se espera lograr con el taller de la Fanzinoteca Espigadoras?

  • Fomentar la creación literaria y la lectura al conocer las nociones básicas de la autoedición: creación de contenido, maquetación, encuadernación y difusión.

  • Trabajar a partir de la relación entre imagen y texto. Cada participante realiza el contenido y la manufactura de una autopublicación a partir de textos de la colección Vientos del Pueblo FCE.

  • Activar redes de participación en torno al trabajo editorial. La triada investigar-crear-editar alimenta la necesidad de comunicación, favoreciendo a las nociones básicas de empoderamiento y posibilidad de agencia a través de la literatura y el arte del libro.



 



32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo